¿Eres olvidadizo? Entonces tu cerebro funciona correctamente ¡¡COMPARTE!!

Si eres una persona olvidadiza, habrás escuchado millones de veces los mismos reproches “¿Otra vez lo has olvidado?”, “¡No sabes donde tienes la cabeza!” o “¿En serio no sabes donde has dejado tal cosa?”. Seguro que todas esas frases te son demasiado familiares. Los olvidadizos vivimos en una especie de caos que engulle todo lo que necesitamos AHORA pero que, misteriosamente, vuelve a ponerlo en su sitio cuando dejamos de buscar. Así una y otra vez hasta que el reproche se convierte en letanía. Pero ¿qué más da?

El hecho de olvidar algunos detalles intrascendentes podría ser un síntoma de que tu cerebro trabaja correctamente. Recordamos el día que conocimos a nuestra pareja (aunque ocurriera hace 20 años) y en cambio olvidamos lo que cenamos ayer, resulta inquietante y sin embargo la explicación es de lo más alentadora: nuestro cerebro tiene la capacidad de separar el grano de la paja.

La idea ya había sido discutida por la comunidad científica, pero la Universidad de Toronto, en Canadá, le ha dado credibilidad a la sospecha mediante un estudio publicado por la revista Neuron.

Los investigadores encontraron que el crecimiento de nuevas neuronas en el hipocampo, la región cerebral ligada a la memoria, parecía promover el olvido de la información inútil de cara a dejar espacio para lo sustancial. Funciona como una papelera de reciclaje: guarda los datos susceptibles de ser recuperados y borra la morralla biográfica.

“Solemos idealizar a la gente que nos aplasta en el Trivial, pero la función de la memoria no es ser capaz de recordar quién ganó la Copa Stanley (trofeo norteamericano de hockey) en 1972”, argumentó el profesor Blake Richards, autor del estudio, evidenciando que el heroísmo cotidiano de programas como ‘Saber y Ganar’ tiene una doblez malsana.

“El cometido de la memoria es conseguir que tome decisiones basadas en circunstancias relevantes, y un aspecto importante a la hora de tomar esas decisiones es poder olvidar cierta información”, explicó el profesor Richards.

Esto es algo que había sido probado anteriormente. En 2007, varios investigadores utilizaron un sistema de resonancia magnética para monitorizar los cerebros de 20 adultos mientras realizaban pruebas de memoria simple. El estudio sugirió que las personas recordamos mejor la información contradictoria que la repetida o la banal.

Quizás el análisis de Richards no provoque un terremoto científico, pero aporta evidencias que apoyan la idea de que el olvido tiene una gran utilidad. De nada sirven los datos insulsos o los enfados innecesarios si saltan a la memoria para traernos viejas frustraciones.

Debemos dejarnos guiar, y si no fijémonos en esta última demostración:

El estudio de la Universidad de Toronto incluía un experimento en el que una serie de ratones buscaban la salida de un laberinto. Cuando encontraron la salida los investigadores la cambiaron de sitio, colocaron a los roedores en el punto de partida y les obligaron a buscarla una segunda vez. Lo hicieron, pero lo consiguieron más rápidamente después de ser drogados para que olvidaran dónde estaba la salida anterior. Desecharon la información inútil y fueron igual de listos.

¿Acaso no eres más listo que una rata? La próxima vez que empapes las vergüenzas en alcohol puedes estar tranquilo, tu cerebro borrará todo lo indigno mientras te lleva de vuelta a casa.

Fuente: www.playgroundmag.net

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *