Todo el mundo debería conocer estos consejos para evitar la muerte súbita en bebes ¡ COMPARTE, POR FAVOR!

Add to Flipboard Magazine.

Existen muchas razones por las cuales puede darse este tipo de problema, sin embargo, una de las razones más comunes es la obstrucción de las vías respiratorias en los bebé mientras estos duermen plácidamente en sus cunas durante su primer año de vida.

2016-12-04

A pesar del miedo constante y la preocupación que produce este tipo de problema, existen multitud de consejos que los pediatras recuerdan a los padres con el fin de evitar una tragedia. Los expertos de la Academia Americana de Pediatría incluso han realizado un informen donde detallan un listado de consejos que los padres deben de seguir para prevenir el SMSL.

Echa un vistazo a los consejos que te mostramos a continuación. Toda información es poca si con ella conseguimos que nuestro bebé crezca más seguro.

{keyword}

El síndrome de muerte súbita infantil afecta a aproximadamente 3.500 bebés cada año.

Se define como “la muerte repentina e inexplicable de un bebé que tiene menos de un año”, el fallecimiento ocurre sin previo aviso y sin motivo aparente.

Estos trágicos sucesos suelen ocurrir cuando los bebés duermen en sus cunas, es por eso que este síndrome también es conocido como “muerte de cuna”, y puede darse hasta en los bebés más sanos.

Aunque puede parecer completamente impredecible, los médicos de la Academia Americana de Pediatría han tomado medidas para identificar las amenazas y reducir la probabilidad de que esta situación ocurra.

Incluso han publicado un nuevo informe sobre cómo proteger a nuestro bebé contra la SMSL, cuya información podrás encontrar a continuación.

Al parecer, el riesgo de que un bebé sufra el SMSL se reduce significativamente si duermen en la misma habitación que sus padres al menos durante los primeros seis meses de vida.

Las posibilidades de que padezca una muerte súbita se reduce hasta en un 50% si duermen en la misma habitación, que no es lo mismo que dormir en la misma cama.

En su cuna deberían de poder descansar sobre una superficie firme donde apoyar plenamente la espalda, en una posición llamada “posición supina”, con el fin de prevenir complicaciones respiratorias y de temperatura.

Aunque existen algunos dispositivos diseñados para prevenir el SMSL, como algunos monitores cardiorrespiratorios o algunas cuñas que hacen que el bebé mantenga la posición, algunos informes alertan de que habría que tener cuidado con ellos ya que podrían impedir la respiración del bebé o impedir a los padres escuchar a su pequeño si este tiene problemas respiratorios.

{keyword}
Flickr / Erika Szostak

Es importante señalar una vez más que el bebé debe de estar en la misma habitación que sus padres, pero debe hacerlo en su propia cuna y no en la cama junto a sus progenitores.

A pesar de que muchos padres creen que pueden vigilar de forma más cercana a sus bebés si duermen junto a ellos, según el informe, algunos estudios epidemiológicos han demostrado que compartir la cama se asocia a una serie de condiciones que son factores de riesgos del SMSL.

{keyword}
Pixabay

La posición supina para dormir es la que se recomienda para prevenir este tipo de problema , “La posición de decúbito prono o lateral aumentan el riesgo de volver a respirar los gases ya exhalados, pudiendo provocar hipercapnia o hipoxia.”

El uso de protectores, cojines, almohadas o juguetes de peluche pueden dificultar que los bebés permanezcan en la posición ideal mientras duermen.

{keyword}
Flickr / Proggie

En el informe también se recomienda el uso del chupete. Según varios estudios realizados, se ha descubierto que el uso del chupete, particularmente si se utiliza justo antes de dormir, reduce el riesgo de sufrir SMSL en unos valores que oscilan entre el 50% y el 90%.

Aunque no está claro qué es exactamente lo que los hace tan eficaces, se recomienda que ofrezcamos el chupete a nuestro bebé durante la noche y a la hora de acostarlo para reducir el riesgo de padecer SMSL.

{keyword}
Public Domain Pictures

Fumar y beber también afecta negativamente al entorno del bebé. Dado que los bebés se encuentran todavía desarrollando sus vías respiratorias, proporcionarles un ambiente limpio y purificado los ayudará a prevenir el fallecimiento súbito.

El humo del tabaco afecta muy negativamente a las vías respiratorias de nuestros bebés, haciendo que sus delicados pulmones tengan mucha más dificultad y trabajo a la hora de respirar.

El informe recomienda que los padres se abstengan de fumar cerca de sus de sus hijos para evitar cualquier tipo de complicación.

{keyword}
Flickr / christina rutz

Aunque el SMSL pueda dar bastante miedo ya que es algo impredecible, los médicos y pediatras nos pueden ofrecer multitud de consejos para poder prevenirlo. Solo tenemos que prestar un poco de atención y cuidar de nuestros hijos como se merecen.

¡Comparte estos consejos con todos tus amigos!

Fuente: Littlethings

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *