Mezcla aspirina y miel, aplícalo en tu rostro y mira el resultado ¡VAS A ALUCINAR!

Los peeling faciales se han hecho muy famosos ya que son una forma muy eficaz de regenerar los tejidos de la piel, ayudando a eliminar cicatrices, manchas, acné y otros daños cutáneos profundos. Por desgracia, hacerse estos tratamientos en salones de belleza especializados se sale de presupuesto muchas veces para muchas de nosotras. Sin embargo, hay formas de hacer peelings caseros de forma fácil, efectiva y barata ¡Seguro que estos ingredientes los tienes por casa!

 

Este peeling que te vamos a enseñar a hacer es muy fácil: tan solo necesitas miel y aspirinas. Las aspirinas es uno de los medicamentos más consumido a nivel mundial, y seguramente no sabías que además de quitarte el dolor de cabeza también puede ayudarte a tener una piel deslumbrante ya que poseen propiedades regenerativas y ayudan a mejorar la salud cutánea. El más importante de todos es el beta hidroxiácido ya que es liposoluble y se usa mucho en la industria cosmética para fabricar cremas, exfoliantes, tónicos y maquillajes. Además de promover la regeneración celular, también es un potente antiinflamatorio que ayuda a combatir el acné y a prevenir las cicatrices.

Antes de enseñarte ha preparar este peeling queremos darte unos cuantos consejos a tener en cuenta:

  • Prepara tu piel unos días antes de realizarlo: No uses maquillaje y realiza alguna exfoliación suave (como por ejemplo yogurt y canela)
  • Realizalo un día que no vayas a salir de casa o por la tarde/noche, para no exponer tu rostro al sol.
  • Haz una prueba en tu antebrazo antes de aplicarte la mezcla en la cara, para saber si va a provocarte alguna reacción.
  • Si tienes la piel sensible y ves que el tratamiento te está poniendo la piel muy roja e irritada, suspendelo de inmediato.
  • Para mantener la piel reluciente continua realizandote exfoliaciones suaves después de este peeling. Así serán mas duraderos sus efectos.
  • No olvides hidratar muy bien tu piel después de cada tratamiento facial.

 

Paso a paso:

Ingredientes:

  • 5 aspirinas.
  • 15 gr de miel.
  • 15 gr de yogur natural sin azúcar.

Machaca todas las aspirinas hasta que te quede un polvo suave y homogéneo. A continuación mezcla el polvo de aspirinas con el yogurt y la miel hasta que quede todo bien integrado. Y ya estaría tu peeling listo para ser usado.

  • Lava muy bien tu rostro con un gel facial y agua tibia.
  • Humedece una pequeña toalla en agua caliente y aplicala en tu rostro para que los poro se abran y actúe mejor el tratamiento. Pasados 10 minutos ya puedes retirar la toalla.
  • Seca tu rostro con toques suaves y sin frotar para eliminar el exceso de humedad.
  • Aplica una fina capa del peeling y déjalo actuar entre 20 y 30 minutos aproximadamente.
  • A continuación enjuaga con abundante agua para quitarte el producto, sécate suavemente la cara y aplícate una crema hidratante suave y sin perfume.

Al día siguiente tu cara puede que esté un poco más sensible de lo normal pero no te preocupes. Utiliza un buen protector solar y evitar la exposición solar. Bebe mucha agua y no olvides aplicarte crema al llegar a casa. Los cambios que vas a notar te van a sorprender

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *