Este aceite elimina el ácido úrico en sangre, te ayuda a perder peso y quita el antojo de alcohol y tabaco ¡¡COMPARTE!!

Como ya hemos comentado en posts anteriores, las especias han tenido un papel fundamental en la medicina antigua hasta que comenzaron los medicamentos químicos. Es por eso que poco a poco se ha ido olvidando para que se utilizaban y su poderosa acción ya que estas no generan dinero a las industrias farmacéuticas. Hoy en Guía Médica, compartimos con vosotros una de las especias más usadas en cocina pero más olvidadas en medicina: la pimienta negra.

 Entre sus muchas propiedades podemos destacar que es antibacteriana, antiespasmódica, antioxidante, anti-inflamatorio, antiséptica, laxante, carminativa, expectorante, diurética, estimulante, diaforético y febrífugo.

La pimienta negra tiene un altísimo contenido en piperina, una sustancia que nos ayuda a proteger nuestro cerebro de cualquier daño y conserva su capacidad de memoria al máximo.

La pimienta negra funciona como un estimulante natural de las secreciones gástricas por lo que favorece los procesos digestivos en el estómago. Cuando se ingiere pimienta negra, se dispara la secreción de ácido clorhídrico en el intestino, y gracias a esto se puede tratar enfermedades como cólicos, estreñimientos o diarrea. Del mismo modo, la pimienta negra tiene la capacidad de disminuir la ocurrencia de gases, e incita la micción saludable y la sudoración logrando que las toxinas salgan del cuerpo rápidamente.

También proporciona una mejora en la respiración, ya que aumentar el rendimiento de las vías respiratorias y ayudar con la congestión nasal y la sinusitis. También elimina el moco nasal y la flema presente dentro de los pulmones.

La pimienta negra tiene antioxidantes que colaboran en la lucha contra el cáncer, problemas de hígado y enfermedades cardiovasculares.

Minimiza la expansión de las arterias y elimina el ácido úrico en sangre y todas las toxinas que puedan tener.

También es muy apropiada para las dietas en personas que busquen bajar de peso, ya que ayuda a disolver la grasa sin ninguna dificultad y eliminarlas de manera más rápida. Previene de forma eficaz la retención de líquidos favoreciendo su eliminación a través del sudor y la orina.

¿Cómo adquirirla?

La pimienta negra está disponible en el mercado en varias formas: en grano entero, en granos machacados o en polvo. Nosotros recomendamos que la adquirais en grano entero, ya que cuando se machacan pierden parte de la piperina. Además, al conseguirla entera y lo más natural posible nos aseguramos de que no contiene aditivos, los cuales suelen agregársele a la presentación del condimento en polvo.

Para saber si es 100% pura, elige los granos que son redondos, pesados ​​y de aspecto compacto. Es muy importante almacenar los granos de pimienta a temperatura ambiente para que no pierdan sus propiedades.

No es recomendable incorporarla a los alimentos durante su cocción, pues la alta temperatura hace que pierda gran parte de su aroma, sabor y propiedades.

Fuente: www.tusalud-plena.com 

 

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *