ATENCIÓN: Oncólogos descubren que el jugo de esta raíz elimina el CÁNCER ¡¡COMPARTE!!

Está a la orden del día que el cáncer es la enfermedad más mortal de los últimos años. Científicos, investigadores, médicos y otros especialistas trabajan a diario para buscar una solución a esta terrible enfermedad, con algo que pueda eliminar a las células cancerígenas que lo provocan. Recientemente se ha descubierto “por casualidad” que el jugo de esta raíz es capaz de eliminar algunos tipos de células cancerígenas de forma completamente natural. Ahora planta se considera una mejor opción a los tratamientos tradicionales como la quimioterapia, ya que sólo erradica las células cancerígenas y no las sanas que podrían dejar sin defensa al paciente.

Esta planta se llama “diente de león”, y seguro que todos la conocéis por ser esa planta que soplábamos de pequeños pidiendo un deseo. Además de la reciente propiedad anti-cancerígena descubierta, el diente de león posee otras cualidades beneficiosas para la salud. Es una planta depurativa y detoxificante, ayuda a purificar el hígado, riñón y la vesícula biliar, y con su efecto diurético evita la aparición de piedras en el riñón. Además es muy eficaz contra el estreñimiento, la resaca, el acné y la urticaria.

En tiempos de crisis fue muy utilizada como sustituto del café. Sus hojas también son comestibles: las jóvenes y tiernas se usan como brotes en las ensaladas, y las más maduras se pueden consumir cocidas. Sus principales atractivos radican en que es diurética, estimula la secreción de bilis, reduce las alergias, disminuye los índices de colesterol y limpia el hígado.

 

Receta del té de Diente de León:

Para consumir esta planta, lo más sencillo es prepararla en una infusión. A continuación te mostramos la receta, pero no olvides consultar con tu médico de cabecera tu caso concreto y si te vendría bien tomar esta infusión:

  • 1 raíz de Diente de León
  • Un cuarto de litro de agua
  • Endulzante natural (al gusto)

Quítate la planta y quédate con la raíz (recuerda que puedes consumir las hojas como hemos contado antes). Lava la raíz con abundante agua limpia tibia y trocéala. Pon a hervir el agua y cuando esté hirviendo agrégale dos cucharadas de la raíz troceada. Pon la mezcla a fuego lento hasta que hierva todo junto. Apaga el fuego y deja reposar la infusión durante 40 minutos. A continuación solo tienes que colarlo y quedarte con el líquido obtenido. ¡Listo! Para endulzarlo puedes utilizar miel, sirope de ágave o panela.

Fuente: www.saludmaxima.com

 

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *